CÒRPORA

He vivido el proceso de creación de las piezas que conforman “Còrpora”; como se iban desarrollando cada una de ellas, el descubrimiento o reencuentro con los materiales, las relaciones de equilibrio, las tensiones, los elementos recurrentes, los mensajes encerrados, la poética pictórica.

 

Hay una emoción circunspecta en la obra de Francesc Roig que impregna el aire circundante de cada obra, dando una narratividad al conjunto donde es muy difícil mantenernos ajenos; evocación voluptuosa y carnal del yo y el otro, sin artificios, mínima y sobrecogedora que nos penetra, acercándonos a un punto de no retorno, vértigo, luz y túnel.

 

Ante “Còrpora” nos convertimos en sombras de voyeurs caminando por un umbráculo, encontrando entre palmas y helechos fragmentos de cuerpos que nos invitan a penetrar en la espesura controlada del invernadero. Más allá, la ciudad sigue respirando forzada, tísica.

F R A N C E S C
R O I G   Z Á R A T E
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now